Revista YA respecto a los cosméticos Energizantes

QUÉ ESPERAR DE LA COSMÉTICA ENERGIZANTE (28-08-2007)

Levantar el ánimo, despertar los sentidos, elevar el espíritu. La cosmética energizante se ha convertido en una alternativa real, natural y saludable para mejorar no sólo la piel sino, al mismo tiempo, los estados de ánimo.
Por Carolina López Montecino. Fotografías: Carla Pinilla.

Té verde, vitamina C, chocolate, frutos rojos, vainilla. Los productos naturales abundan en la cosmética energizante, porque, según explican los especialistas, de cada uno es posible rescatar algo distinto. “Por ejemplo, el café, bien molido, sirve como exfoliante, eleva la temperatura de la piel, ayuda a tener una buena circulación y te energiza”, explica María Fernanda Cerda, experta en cosmética natural. “Y aparte de levantar el ánimo, si aplicas almendra o vainilla en crema o barritas de masajes, le das temperatura a la piel, mejoras la circulación y evitas la celulitis”.

Los cosméticos que se consideran energizantes son los que estimulan las endorfinas, conocidas también como las “hormonas de la felicidad”, neurotransmisores cerebrales que producen sensación de bienestar. Y es sólo uno de los beneficios: de acuerdo con los especialistas, al aumentar las endorfinas, que elevan el umbral de percepción de fatiga, también se estimula el gasto de grasas periféricas, lo que ayuda a bajar de peso.
De acuerdo con la cosmetóloga Patricia Bernal, “también dentro de los productos energizantes están los que contienen oligoelementos, tales como calcio, sodio y potasio, que participan en múltiples reacciones bioquímicas a nivel de la piel”. Como los oligoelementos disminuyen con la edad, aun cuando se aportan desde el exterior, estimulan el comportamiento de los tejidos y producen mejoras a nivel de la piel, de su hidratación y humectación.

A nivel médico, los ingredientes naturales adecuados también logran reacciones favorables. Así lo ha comprobado el dermatólogo de la Universidad de Chile, Robinson Guerrero, quien receta a sus pacientes, por ejemplo, cremas y lociones capilares con soya, tanto para la piel de las mujeres después de la menopausia, como para evitar la calvicie en los hombres.
Otros ingredientes comunes en la cosmética energizante son el té verde, tanto por su poder antienvejecimiento como por la cantidad de vitaminas (A, B2 y E) y minerales (manganeso, flúor) que posee, y los frutos rojos.

Aromas que revitalizan

“Cuando un ambiente está impregnado de esencias relajantes o tonificantes nos lleva a un estado similar, con diversos efectos sobre la mente y el cuerpo”, explica Paula Lisboa, experta en aromaterapia.
Desde ese punto de vista, elegir un perfume o una crema no es tarea fácil. Y, dependiendo de la esencia, es el efecto inmediato y a largo plazo que tiene en la persona. La especialista explica que la lavanda, por ejemplo, calma estados de ansiedad, fatiga e irritabilidad, dolor de cabeza e insomnio. La naranja, por su parte, favorece la concentración y tiene un efecto antidepresivo, al igual que la bergamota, que estimula, reanima y relaja.
Se pueden distinguir tres etapas en el procesamiento de aromas que hace una persona: primero, la recepción, en el epitelio olfativo. Luego, la transmisión hacia el cerebro, y, por último, la percepción: cuando el mensaje es recibido por el hipotálamo. Desde allí se envía la información a otras partes del cerebro. “Por lo mismo, los aromas pueden disparar la producción de hormonas que regulan el apetito, la temperatura del cuerpo, la producción de insulina, el metabolismo, el nivel de estrés, el deseo sexual y los pensamientos y reacciones conscientes”, dice Paula Lisboa.

Cómo elegir cosmética energizante

Para elegir cosmética energizante es necesario tener en cuenta, sobre todo, los gustos personales. Pero además, para los dermatólogos es de suma importancia el tipo de piel en que se va a aplicar y los cuidados propios de cada persona.

En cuanto a los beneficios directos para la piel, la soya estimula la regeneración celular, la vitamina C ayuda a conseguir firmeza y un masaje con aceite de almendras mejora la circulación.

De acuerdo con la terapia basada en aromas, la bergamota, el geranio y la lavanda equilibran las emociones; el eucalipto, jengibre, menta, naranja, pino y romero estimulan, y el jazmín, la manzanilla y la naranja son antidepresivos naturales. Así, la cosmética energizante se convierte en una alternativa saludable para mejorar no sólo la piel, sino también los estados de ánimo.


Carolina López Montecinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *